Una investigación de enero pasado realizada por Millenial Branding descubrió que la mayoría de jóvenes que pertenecen a la “Generación Y” (entre 18 a 29 años) pasan un promedio de dos años en su primer trabajo. Y está bien, porque hay mucho qué aprender y qué experimentar antes de embarcarse en un proyecto propio o hacer carrera en una empresa grande, dependiendo de lo que uno quiera hacer. Pero ¿cómo saber cuál es el momento más apropiado para renunciar a tu trabajo y buscar aire fresco? Si tienes alguna de estas cinco señales, tal vez lo debas considerar.

1. Todo el mundo se divierte menos tú

¿Cada vez que te sientas en tu escritorio sientes que te estás perdiendo algo? ¿como que estás desperdiciando tu tiempo? ¿como que hay gente que está haciendo cosas más interesantes en otros lados? entonces, puede así sea efectivamente. Tú puedes ser uno de ellos, pero dentro de un par de años sólo podrás culparte a ti mismo si no es así.

2. Ya no te interesan las reuniones

Si en las reuniones que antes te interesaban ahora te provoca jugar con tu celular mientras el resto habla del plan de marketing del año que viene, es momento de considerar otras opciones. El ponerte a dibujar el bigote de tu jefe (o su trasero) es un esplendoroso indicador de desinterés. Y son cosas que no tendrían por qué interesarte.

3. Tu celular está abandonado

Si te olvidas el celular en casa más de una vez al mes, puede que tu subconsciente te esté mandando un mensaje: no te está interesando que alguien se ponga en contacto contigo. Y eso puede ser porque te sientes frustrado con lo que haces.

4. Estás enterado de todos los #hashtags

Estás enviando demasiados tweets. Eso es señal de una mente aburrida con lo que hace.

5. Tu jefe ya no te asusta

Cuando entraste al trabajo, sudabas frío y te ponías tenso cuando tu jefe se acercaba a tu escritorio. Pero de un tiempo a esta parte, todo ha cambiado. El humor y las opiniones de tu jefe te importan un pito, y para ese momento, es probable que las tuyas para él también.

Ok, decidido: hay que salir. Bueno, esa es la parte más difícil. Hazlo así: párate de la computadora (sí, es algo que puedes hacer sin que sea la salida o el almuerzo), camina fuera de la oficina y respira un poco de aire. Redacta o actualiza tu Curriculum Vitae (se pronuncia “vite”) y envíalo -no desde el  trabajo, por favor- a todos los lugares donde te gustaría trabajar. Comienza a hablarle a la gente acerca de lo que te gustaría hacer SIN arrojar basura a tu actual empleador.

¿Te diste cuenta de esa pequeña presión en el pecho que te emociona? eso es esperanza. La vida no es nada sin ella. Cambia entonces de trabajo: lo único que podrás perder será el aburrimiento.

***
Tags Technorati: , , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , , .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


1 + = 5

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>