Siempre hemos escuchado que la capacidad de conversar y de negociar es clave para desarrollarse profesionalmente, sea la carrera que sea. Pero el hablarte a ti mismo puede ser la clave para conseguir precisamente lo que quieres, de acuerdo a una investigación publicada en Psych Central. No, no se trata de verte como un loco conversando contigo mismo ni hacer cara de malo en el espejo y repetir la típica frase de películas “are you talking  to me?” en tono agresivo.

Los investigadores revisaron otros 32 estudios previos que trataban acerca de una técnica psicológica deportiva denominada “autodiálogo positivo”, una táctica mental que los atletas usan frecuentemente para estar preparados anímicamente para una gran competencia. “Es una estrategia efectiva para mejorar el desempeño en los deportes” dice el autor del estudio, Antonis Hatzigeorgiadis, psicólogo deportivo de Universidad de Thessaly en Grecia. Varios estudios han mostrado que el autodiálogo puede, en forma moderada, mejorar tu concentración, aumentar la seguridad en ti mismo, ayudar a lograr el máximo esfuerzo y reducir la ansiedad.

El autodiálogo era incluso más efectivo para mejorar el desempeño en tareas que requerían precisión, exactitud y cumplimiento de tiempos (como lanzar una bola) más que para actividades basadas en fuerza y resistencia (como correr distancias largas). Y cuánto más te hables, mejor. Los atletas que usaron consistentemente el autodiálogo durante el entrenamiento y la competencia tuvieron mejores resultados. “Mientras más te entrenes para usar el autodiálogo, más efectivo se vuelve” dice Hatzigeorgiadis.

Pero incluso si no practicas ningún deporte puedes aprovechar las ventajas del autodiálogo. Joseph Luciani, psicólogo y autor de varios libros de autoayuda, muestra a los pacientes cómo usar exactamente los guiones mentales para lograr lo que quieren.

“El pensamiento positivo es el primer paso, pero para obtener el máximo provecho, necesitas avanzar al segundo y crucial paso: creer lo que dices” dice Luciani. “La clave es no sólo paporretear las palabras, sino enfocar toda tu atención en tu afirmación. Debes permitirte a ti mismo aceptar por completo la declaración. En esencia, te identificas con lo positivo”. Si las dudas o cualquier sentimiento negativo surgen (“esto es una tontería”), deja que pasen y no te quedes en ellos. Sólo regresa una y otra vez a tu guión.

Algunos guiones que Luciani sugiere para cada situación son:

  • Cuando pides un ascenso o un aumento: “Valgo la pena para arriesgarme”
  • Durante una entrevista de trabajo: “Nada me detendrá para tener la vida que quiero. Estoy listo para hacer lo que se requiera”
  • Antes de una cita con la chica que te gusta: “Sé tú mismo. Sé natural. Sé ganador”
  • Durante una rutina de ejercicios muy pesada: “Deja de pensar y comienza a hacer. Las intenciones deben convertirse en acciones y nada más”
  • Antes de una carrera o competencia atlética: “He entrenado, estoy listo, puedo hacerlo. Escojo creer en mí mismo”
  • Cuando sientas que no estás dando lo suficiente en tus ejercicios: “Nada de dudas ni excusas. Piensa menos, haz más y sin quejarte”

Puedes tener los mejores ejercicios del mundo y buenas intenciones, pero todo eso será nada sin motivación. Convéncete a ti mismo que puedes hacerlo y hazlo más fuerte, más rápido y más eficaz. Si esta niña puede hacerlo, ¿por qué  tú no?

No me sorprendería que la niña llegue algún día a presidenta.

***
Tags Technorati: , , , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , , , .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


9 × 6 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>