Ya casi estamos a mitad del verano 2012, al menos en el hemisferio sur. A diferencia de algunas décadas atrás, el problema ahora no es sólo el calor y la intensa luz del sol, sino también los rayos ultravioleta, que por el adelgazamiento de la capa de ozono debido a la contaminación, penetran con cada vez más fuerza en nuestro planeta. La mejor protección para nuestros ojos son, como siempre, los lentes de sol. ¿Pero cuáles? ¿los lentes negros son los mejores?

El peligro de los rayos ultravioleta (UV) para los ojos es atemorizante: una gran exposición puede provocar el desarrollo de cataratas y/o la degeneración de la retina. En otras palabras, puedes quedarte ciego. Y no pienses “nah, eso no me va a pasar”. Muchas personas que ahora son ciegas o sufren de cáncer de piel pensaron alguna vez lo mismo y vieron al problema tan lejano como lo ves ahora tú.

“Pero si mis lentes son muy oscuros, ¿tendré algún problema?”. Que las gafas sean muy oscuras, en realidad, no influye. En una entrevista otorgada al diario El Comercio de Lima, Jorge Velazco Quiroga, director del Instituto Nacional de Oftalmología del Perú, declaró: “Las personas deben entender que el color oscuro de los cristales no es el único elemento de protección visual. La pupila disminuye y aumenta su tamaño como mecanismo regulador de entrada de la luz. Si los lentes carecen de filtros, y además son oscuros, solo reducen la intensidad de luz visible pero no impiden el paso de los rayos del sol, sufriendo daño”.

Se refiere a los rayos UV. Estos son más intensos entre la 11 de la mañana y las 4 de la tarde, horas en las que hay que tener mayor cuidado.

Como se explicaba líneas arriba, la manera más segura de proteger tus ojos es mediante los lentes de sol. Pero no cualquiera; sólo aquellos que tienen filtro UV. No confíes en lo que te diga un vendedor ambulante o el del mercado. Si quieres garantía, cómpralos en una óptica de confianza. Costarán más, pero ¿cuánto vale el que puedas ver toda tu vida?

Un punto interesante que destaca el artículo de El Comercio es que no porque un lente sea caro tiene necesariamente un filtro UV. Este es solamente una capa de químico que se añade a los lentes. Por tanto, unos lentes  baratos de 10 dólares pueden proteger tanto o más que uno caro de mil. El precio de los lentes caros se debe a la marca, diseño, material y otros factores, pero no por el filtro UV.

Finalmente, en una infografía creada por el periódico y que se encuentra a continuación, encontramos los siguientes datos interesantes:

  • El color de lente que más protege es el marrón.
  • Los colores degradados (arriba más oscuro, abajo más claro) no son recomendables.
  • Los lentes no deben ser de plástico.
  • Tienes mayor riesgo de ser expuesto a los rayos UV en la nieve que en la playa.

Click en la infografía para ampliarla:

***
Tags Technorati: , , , , , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , , , , , .

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


7 + = 15

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>