Si alguna vez le has preguntado a alguien cuál es la mejor manera de comprometerte a alcanzar un objetivo, lo más probable es que te hayan dicho que se lo cuentes a alguien, porque hacer público lo que quieres conseguir incrementará tu compromiso con esa meta. Según esto, en teoría, cuando les cuentas a tus amigos lo que quieres conseguir (dejar de fumar, comprarte un auto, iniciar un negocio, etc.) tu motivación aumenta. Se lo has dicho a un amigo, así que en teoría estás más obligado a cumplir lo que has dicho. Esa actitud haría que seas más coherente contigo mismo, de tal modo que si no cumples con lo que públicamente dijiste que harías tu ego se dañaría.

Estas cosas suenan ciertas en teoría, pero ¿cuánto hay de verdad en la práctica?

Contar lo que planeas disminuye tu motivación

Desafortunadamente, nuestra mente tiene a veces el mal hábito de sabotear nuestros mejores intentos para tomar el control de nosotros mismos. Una investigación de hace poco más de un año (2010) sugiere que, en realidad, el hacer públicas nuestras metas tiene precisamente el efecto contrario de lo que queremos conseguir.

La relación existente entre el hacer públicos los objetivos y trabajar para realizarlos se investigó a través de tres experimentos. Lo que se descubrió en cada uno de ellos era que cuando los participantes compartían con alguien más algo que querían lograr, su compromiso en lograrlo se reducía en vez de aumentar.

Luego de haber compartido sus metas con otra persona, los participantes pusieron menos esfuerzo en estudiar, tratar de obtener un trabajo o tomar ventaja de oportunidades de desarrollo.

La falsa ilusión de progreso

¿Qué es lo que nos sucede? ¿cómo se explica que el contarle a alguien más lo que planeas hacer reduce tu compromiso hacia el logro de esa meta?

Una posible explicación es que el simple hecho de dar a conocer a otros tus metas nos da la sensación de que hemos dado el primer paso para alcanzarlas. En un cuarto experimento, el mismo equipo descubrió evidencias de este mecanismo psicológico. Los participantes que habían asumido un compromiso público en lograr un objetivo sentían que habían progresado más que aquellos que no habían dicho nada a nadie.

Al parecer, el comprometerse a algo públicamente tiene un efecto similar al de fantasear acerca de obtenerlo. Ambas cosas nos dan la sensación de que hemos avanzado en el logro de nuestro objetivo cuando realmente estamos retrocediendo.

Entonces, la siguiente vez que debas asumir un reto y sientas la tentación de comunicárselo a más gente (o que alguien te recomiende hacerlo), ignórala. No sólo no funciona, sino que efectivamente puede afectar de manera negativa tus posibilidades de llegar a la meta. Si realmente estás comprometido con lo que quieres lograr, probablemente sea mejor mantener tus objetivos en privado.

***
Tags Technorati: , , , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , , , .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

One Response to Por qué no debes contarle a nadie tus metas

  1. Luis says:

    Es muy bueno el articulo y es verdad.. a mi me paso muchas veces eso.. Ahora solo se lo cuento a mi familia y a personas que se dedican a los mismos proyectos para recibir ayuda.. este articulo combinado con el que trata de motivarse a través de la palabra es “Dinamita Pura”. Yo les agregaría el pensar siempre en positivo y sentir que las cosas que quieren que pasen les están pasando ahora.. Parece de locos, pero a mi me funcionó y sigue funcionando.. siempre esperen lo mejor y sean positivos amigos. Saludo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


1 + = 6

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>