Convertirse en papá de estreno (o tener un nuevo hijo) puede ser a la vez la experiencia más maravillosa del mundo y la más estresante. Entonces es aquí donde debe entrar a tallar nuestra capacidad de organización; tienes que ser capaz de darle a tu hijo o hija una vida saludable y plena desde antes que nazca. Será la mejor manera de asegurarte de disfrutarlo plenamente desde el momento que en que ve la luz.

Un año antes de la fecha de nacimiento planeada

Revisa las condiciones de tu seguro de salud. Asegúrate que cubra las consultas prenatales al ginecólogo de tu esposa y el alumbramiento en sí, sea por parto natural o cesárea (nunca se sabe). Si no lo cubriera, cámbiate a un plan que sí lo cubra, o tu bebé te costará un dineral sin siquiera haberlo cargado y sin contar ninguna complicación adicional. Conversa con tu pareja y anímala a que escoja un buen ginecólogo-obstetra de la lista que proporciona tu compañía de seguros o del hospital o clínica que elegiste.

5 meses antes del nacimiento

Si la leucemia o linfoma -o cualquier otra enfermedad que pueda ser tratada con células madre- se ha presentado en miembros de tu familia propia o política, haz los arreglos necesarios para la conservación del cordón umbilical de tu hijo. Esto se realiza mediante la congelación del cordón a temperaturas muy bajas. Usualmente hay un costo inicial relativamente alto para el primer año y un cargo anual mucho más pequeño para los siguientes, así que deberás programar el gasto. Si ninguna de estas enfermedades se han dado en ninguna de las dos familias, puedes elegir donar el cordón para que pueda ayudar a alguien que sí lo necesita.

3 meses antes del nacimiento

Compra seguros de vida y accidentes para ti y para tu esposa. El dinero de este seguro puede servirte para compensar los ingresos que ya no existirán si uno de los dos o ambos fallecen. Varios de estos seguros actúan como ahorros, devolviéndote el dinero si así lo deseas en un determinado momento. Debes marcar como beneficiario a tu hijo, obviamente. Si te es posible, aumenta el monto de compensación cada vez que tengas otro hijo. ¿Por cuánto debe ser el seguro? conversa con un asesor para que te oriente sobre el tema. Lo ideal es que cubra todos los costos de educación de tus hijos, incluyendo los universitarios.

7 días antes del nacimiento

Evita tomar siestas durante el día, o como máximo, tómate una de 10 a 15 minutos. Dormir más tiempo durante el día impedirá que retomes tu sueño rápidamente cuando tengas que despertarte a las tres de la mañana para ayudar a tu esposa y/o atender al bebé (recuerda que los primeros días, para ella será muy difícil atenderlo sola. Y tú debes hacerte cargo, no dejar que ella y su mamá hagan todo).

30 días después del nacimiento

Abre una cuenta de ahorros a nombre de tu hijo. En ella depositarás mensualmente una pequeña cantidad (puede ser el equivalente a USD 100, por ejemplo) que servirá para su educación superior. En algunos países, este tipo de cuentas está exenta del pago de impuestos o tasas; averigua cómo es en el tuyo. Por más bien que estés económicamente, planea: nadie está libre de una desgracia, y no te sentirás bien si tu hijo debe dejar de estudiar por algo que te salió mal.

***
Technorati tags: , , , , , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , , , , , .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

One Response to Cómo proteger a tu hijo desde antes que nazca

  1. Su says:

    Hola, Diego. Pues me parecen muy sensatos tus consejos, y te lo digo como madre reciente, que tengo un segundo hijo de 9 meses. Yo añadiría una cosa que me parece muy importante después del nacimiento del niño: hacer testamento. No sé allí, pero en España es muy recomendable, aunque poca gente lo hace.

    Besos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


1 + 9 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>