Muchas parejas, sobre todo las que tienen relaciones largas,  sea por el trabajo, estrés, competencia laboral o simplemente las responsabilidades normales del día a día, se olvidan de ellos mismos. Es decir, priorizan la vida diaria y se olvidan de aderezar un poco la relación con su pareja. Esto sucede aún más con las parejas con hijos pequeños (sobretodo los padres primerizos): te sumerges tanto en las necesidades de tu nuevo bebé que simplemente ya no te quedan fuerzas para nada, ni siquiera para el sexo.

Es comprensible que uno viva para trabajar (porque si no trabajas no comes) o que cuides a tu bebé (porque él depende absolutamente de ti). Sin embargo, creo yo que la pareja debe buscar algún momento, aunque sea muy pequeño, para “desconectarse” de las obligaciones, expresarse lo mucho que se aman o simplemente para sentirse deseados todavía por el otro. De lo contrario la rutina podría deteriorar la relación.

¿Qué te parece si empiezas por plantearle a tu pareja que designen una noche  a la semana para ustedes, para estar juntos? si aún no tienen hijos será mucho más sencillo decidir qué noche será. Pero aunque tengas la agotadora misión de cuidar a un bebé pequeño, valdrá la pena hacer un esfuerzo y destinar algunas horas de una noche para estar a solas con tu pareja.

Esa noche semanal pueden destinarla para tomarse unas copas de vino en la sala luego de las labores del día y antes de dormir. El vino ayudará a relajarlos, a dormir mejor y también ayudará a tener una mejor relación sexual ya que relajará a ambos.  Sentirán que esta noche será un desfogue dentro del estrés de la semana.

Eso sí: en la medida de lo posible, el día que designen deberá ser siempre respetado, de tal forma que sea esperado por los dos como un momento sólo de “relajo”: quedarán prohibidas las discusiones y las conversaciones sobre responsabilidades de la casa o cualquier cosa parecida. Solamente están ustedes dos disfrutando de una buena bebida, buena música y una conversación amena (recuerda cuando recién salían y ella y tú flirteaban).

Si añades una pequeña sesión de masajes con aceite aromáticos relajantes, sería muchísimo mejor. Pueden turnarse: una semana ella te da masajes, la otra semana tú. Esto creará aún más expectativa  para la noche del “relajo”.

Pueden también destinar esta noche para rentar un video y ver juntos esa película que se quedaron con ganas de ver en el cine, o pueden poner música y jugar algún juego de mesa y pasar un momento tranquilo, siempre acompañando la actividad con una bebida relajante (el vino es siempre para mí la mejor opción, porque además de ser sano es romántico).

Sea cual fuera la actividad que elijan hacer, verán cómo conforme la vayan realizando la comunicación entre ambos aumentará. Sin darse cuenta, estarán conversando de cosas que hace tiempo no hablaban y se reirán juntos del estrés y de cualquier otro problema. Además, será una excelente forma de fomentar un encuentro sexual (que te aseguro será mucho más intenso y romántico),  porque antes de tener sexo, hablaron y se dieron tiempo el uno al otro.  Inténtelo y verán como funciona. ¡Suerte!

***
Tags Technorati: ,.
Tags Blogalaxia: ,.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


8 + 1 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>