A fines del año pasado examinamos una lista de indicadores que podían mostrarte que tu novia era excesivamente celosa. Esta vez, vamos a examinar diez comportamientos que son en realidad banderas rojas que te dicen que debes alejarte de ella, sea por su poca estabilidad emocional o incluso por tu propia seguridad personal. Ojo: todos tenemos, en mayor o menor medida, comportamientos que pueden hacernos insoportables en algún momento. Pero cuando hay cosas como aparecerse en lugares donde no la han invitado o ponerse muy agresiva durante discusiones sencillas, debes replantear tu relación.

1. ELLA SABE COSAS DE TI QUE TÚ NO LE HAS DICHO

Sobre todo en las etapas iniciales de la relación, los hombres guardamos algunos secretos: escapadas sexuales, tu sueldo, tu pérdida de pelo. Todo será revelado a tiempo, pero en ese momento es información privada. Si ella empieza a mencionarte secretos que no recuerdas haberle contado de tu vida personal, mejor revisa si tu diario sigue en tu cajón de ropa interior.

¿Qué hacer? Pregúntale cómo consiguió esa información. Tal vez sí se la dijiste y no lo recuerdas. Tal vez contrató un detective privado. Cualquiera que sea el caso, déjale saber que apreciarás que te pregunte lo que quiera saber y que no debe ir husmeando por información privada.

2. SE PRESENTA A TU FAMILIA Y AMIGOS A TUS ESPALDAS

Sea porque la relación es nueva o porque no estás seguro de ella, aún no la has presentado a tu círculo más cercano. Pero de pronto tu mamá empieza a hacerte preguntas acerca de ella y tus amigos te dicen para salir en grupo con ella. Ella encontró una manera de saltarse el momento de la presentación y conectarse con tu gente.

¿Qué hacer? Hay poco que puedes hacer ahora que ella conoce a todos. Lo más importante es asegurarte que su exposición a tu familia y amigos sea limitada. Probablemente ella no será honesta acerca de cuánto tiempo pasa ella conversando con ellos por messenger, teléfono o correo electrónico, así que tendrás que preguntarles personalmente. Si hace buenas migas con la gente que te rodea, será más difícil terminar con ella si se da el caso.

3. ELLA SE HACE CARGO DE TU VIDA SOCIAL

Como todo el mundo, puede que tengas un matrimonio el fin de semana que viene fuera de la ciudad, o tal vez el cumpleaños de un amigo al que no veías hace tiempo. Tú decides cuándo y como confirmar tu asistencia… a menos que tu novia ya haya llamado por teléfono y haya organizado tu agenda social. Se convirtió en tu secretaria personal, asegurándose que cada invitación para ti venga acompañada de otra para ella.

¿Qué hacer? Puede ser muy cool tener a alguien que se encargue de tus compromisos, pero te arruinará la vida respondiendo afirmativamente a todo evento social. No podrás ir solo a ningún lado porque ella estará contigo. Déjale saber que eres la única persona que puede responder sobre si irá o no a algún evento social y que cualquier invitación para ti no tiene que incluirla necesariamente a ella. Si quiere hacer de tu secretaria, puede serlo en un juego de rol muy bueno en el dormitorio.

4. ELLA TIENE TODAS TUS CLAVES, PERO TÚ NO LE DISTE NINGUNA

Algo raro pasa en tu correo electrónico: tienes en tu papelera correo leído que no recuerdas haber visto antes, mensajes telefónicos escuchados que no recuerdas haber oído y mensajes de texto que desaparecen de tu teléfono. La explicación más sencilla es la más probable: ella adivinó o averiguó tus passwords (si has estado usando tu fecha de cumpleaños, número de ID o algo parecido, merecido lo tienes).

¿Qué hacer? Podrías cambiar tus claves y hacer como que nunca pasó nada, pero ello no resolvería el problema ni impediría que ella la averigüe de nuevo. Confróntala. Si lo acepta, tendrás que mantener tus claves más seguras y no confiar en ella por un largo tiempo (si decides seguir). Si no lo acepta, está mintiendo, pero al menos no lo intentará de nuevo porque sabe que estás enterado de lo que pasa.

5. SE APARECE EN DONDE ESTÁS SIN PREVIO AVISO

Hay ocasiones en las que quieres estar con tus amigos o sólo estar sin nadie más. A ella no le importa. Puede aparecerse en el bar donde estás como si fuera la invitada de honor o tocar tu puerta antes de telefonear para ver si estás en casa. Se te aparece en el trabajo, el gimnasio o la biblioteca. Revisa tus bolsillos, puede que tengas un transmisor secreto adherido.

¿Qué hacer? Sé terminante. Dile que no te gusta que se te aparezca nadie por sorpresa. Si tienes que amenazar terminar con ella para que no lo haga, hazlo. Otras opciones son no decirle dónde estás o darle planes falsos. Si ella te confronta sobre por qué no estabas donde dijiste que ibas a estar, dile que la relación debe terminar.

6. SE HACE UNA LLAVE DE TU CASA SIN PEDÍRTELO

Termina una brutal semana de trabajo y lo único que quieres es un montón de cerveza fría y una noche de PlayStation hasta que se te entumezcan los dedos. Llegas a casa, abres la puerta y ves a tu novia sentada en el sillón esperándote para salir. No sólo tienes la noche arruinada; tienes que ponerte a pensar cómo es que ella consiguió entrar a tu casa: tiene una copia de tu llave. El cómo lo hizo no es tan importante; el problema está en el por qué lo hizo y qué es lo que vas a tener que hacer para tener tú esa copia.

¿Qué hacer? Ella no va a regresarte la llave y sabe Dios cuántas copias más habrá hecho de ella: momento de ser creativo. “Accidentalmente” cierra tu departamento con las llaves dentro y pídele su copia para entrar. Planéalo para una ocasión en la que ella no pueda ir contigo a la casa; ve a la suya y pídele la copia -obviamente, para no regresársela. Cambia la cerradura apenas puedas, pon una copia en tu cadena del cuello y cómprate un pitbull como perro guardián.

7. DEJA DE TOMAR ANTICONCEPTIVOS SIN DECÍRTELO

Seguro que el sexo ha sido buenísimo. Eso es porque las locas generalmente son buenas haciéndolo. Acordaron que ella tomaría pastillas y por eso tú no te cuidas. Pero ahora que lo piensas, nunca la has visto tomarlas, no se ha detenido en una farmacia para reponerlas y lo peor de todo es que no recuerdas la última vez que “el señor Rojas” la visitó.

¿Qué hacer? Antes de alarmarte, piensa que podrías estar imaginando cosas, así que pregúntale si sigue tomando las pastillas. Necesitarás pruebas, así que fabrica una excusa, como que la novia de un amigo quedó encinta sin esperarlo y eso te hizo darte cuenta que aún no quieres ser papá. Si no hay problema, ella querrá despejar tus miedos y mostrarte las pastillas que toma periódicamente. Si no puede mostrarte nada, será mejor que pares en una farmacia para comprar dos cosas: una caja de condones y una prueba de embarazo. Pero si está embarazada, no hagas una locura: no abortes. Tu hijo o hija no tiene la culpa de las locuras de su madre.

8. SE PONE AGRESIVA DURANTE LAS DISCUSIONES

Todas las parejas pelean. Incluso pueden llegar raramente a lanzarse algo. Pero cuando la menor discusión se convierte en un ataque de histeria agresiva, ten cuidado: tú no puedes tocarla ni con el pétalo de una rosa, pero para ella no hay reglas.

¿Qué hacer? No importa si es un empujón en el hombro o una cachetada directa; cualquier tipo de agresión física es motivo de preocupación. Puede tratarse de algo más profundo de lo cual no debes hacerte cargo, así que ni te esmeres en preguntar porque siempre negará ser violenta o no le dará importancia. Si le vas a dar la contraria, asegúrate que sea detrás de un vidrio de seguridad.

9. AMENAZA CON HACERSE DAÑO O MATARSE

Ella se ha dado cuenta que no eres feliz y que sólo alguna medida drástica hará que te quedes a su lado. Comienza a soltar frases en medio de la discusión del tipo “si te vas, me mato” u otras amenazas sobre hacerse daño. Tú te preguntas si lo estará diciendo en serio o no. Sea como sea, no debes soportar una situación así.

¿Qué hacer? Para este momento, deben haber habido ya otros comportamientos (listados antes, probablemente) que te hayan advertido ya sobre su nivel de estabilidad emocional. Un asunto como este necesita un tratamiento especializado, no tu buena intención de ayudarla quedándote a su lado. Aunque no piense en realidad en matarse, es un asunto que debe tratar un psicólogo. Conversa con ella y propónle buscar ayuda especializada. Si acepta, puede que le estés salvando la vida. Si no, al menos puedes decir que lo intentaste. Sólo hay una solución: termina con ella.

10. NO TE PERMITE TERMINAR CON ELLA

Las cosas no van bien (por decirlo del modo amable) y tu relación con ella se ha vuelto una pesadilla. Quieres terminar la relación, pero hay un problema: ella no te lo permite. Has querido hacerlo un sinnúmero de veces, pero ella pareciera no darse cuenta. No te permite terminar con ella y cada vez que piensas que por fin entendió, se aparece en tu casa conversando con tu mamá o yendo a tu oficina a almorzar.

¿Qué hacer? Tiempo de desaparecer. No le devuelvas las llamadas telefónicas, mensajes de texto ni correos electrónicos. Corta cualquier contacto con ella. Explícale a tu familia lo que pasa y diles que hagan lo mismo.

***
Tags Technorati: , , , , , , .
Tags Blogalaxia: , , , , , , .
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

2 Responses to 10 comportamientos de tu novia que deben asustarte

  1. abel says:

    uffff totalmente de acuerdo!

  2. Su says:

    JAJA! Muy bueno el post :D

    Una mujer así no es celosa, lo que es, es una loca peligrosa! :D

    Lo cierto es que ejemplos de lo que has escrito (las 10 cosas a la vez no, tampoco tanto…) hemos conocido casi todo, aunque sea de algún conocido. Yo nunca he tenido a ninguno así, menos mal! :P

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


− 7 = 2

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>